domingo, 20 de noviembre de 2016

Quitar el pañal: Mira las señales de que está listo

Parece que fue ayer cuando le cambiaste el primer pañal a tu bebé, y ahora te encuentras preguntándote si ya está listo para aprender a ir al baño solito.

Aunque no hay una edad mágica en la que los niños están automáticamente preparados para dejar de usar pañales, la mayoría de ellos habrán desarrollado las habilidades físicas y cognitivas necesarias entre los 18 y los 24 meses.

Muchos padres deciden esperar hasta los dos años y medio cuando se puede confiar más en el control de la vejiga y también hay niños que no están listos hasta que tienen casi 3 años de edad, o incluso 4.

Antes de los 12 meses de edad, los niños no pueden controlar la pipí y popó, y muchos niños pequeños que muestran señales de que físicamente están listos para ir al baño solitos, no pueden controlarlo en realidad.

Incluso a los niños que pueden mantenerse secos en el día, les puede tomar más tiempo despertar para hacer pipí por las noches y muchos dejan de tener accidentes nocturnos hasta la edad de 5 años.

A continuación te detallamos algunas señales que pueden ser útiles para saber que el momento de decirle adiós al pañal ha llegado.



SEÑALES FÍSICAS

Tu niño podría estar listo para dejar los pañales si: Tiene suficiente equilibrio y coordinación para caminar y hasta correr establemente, orina bastante de una sola vez. Hace del baño regularmente y sus deposiciones son blandas y bien formadas, se mantiene "seco" por períodos de por lo menos tres o cuatro horas (esto indica que los músculos de la vejiga se han desarrollado lo suficiente para retener y almacenar orina).

SEÑALES DE COMPORTAMIENTO

Es capaz de sentarse y mantenerse en la misma posición por dos a cinco minutos, puede subirse y bajarse los pantaloncitos por sí solo, le molesta tener sucio el pañal, trata de imitar a los adultos cuando van al baño (quiere verte ir al baño, ponerse ropa interior, etcétera), demuestra físicamente que está haciendo del baño (hace ruidos, se agacha, o te lo dice), muestra que le gusta ser independiente, no es un niño que a todo dice que "no".

SEÑALES COGNITIVAS

Obedece instrucciones sencillas (por ejemplo, "dame el juguete"), comprende la importancia de guardar las cosas en su lugar, tiene palabras (pueden ser las suyas propias) para las evacuaciones y la orina, sabe cuándo tiene que hacer del baño (percibe las señales físicas) y es capaz de decírtelo antes de hacerlo.

viernes, 11 de noviembre de 2016

La concepción está en tus manos

La planificación familiar es un tema muy importante, pero en algunos casos el bebé no llega y esto puede generar pequeñas crisis. Lo primero que se debe hacer es acudir a un especialista en fertilidad, si es que ya pasó más de un año y la pareja no utiliza ningún método anticonceptivo, resalta la ginecóloga y obstetra, Brenda Morales, del centro Embriovid.

Factores que influyen. Es muy importante conocer este aspecto, además de la edad de los pacientes. Por ejemplo a partir de los 37 años, disminuye la cantidad de producción de óvulos por lo que la mujer tiene menos probabilidades de embarazarse. Sin embargo, particularmente, Morales indica que en la consulta ha visto parejas presionadas por la sociedad que tienen un estrés que puede hacer que el embarazo tarde. Como también, hay parejas que no les afecta este factor, pero que de igual forma necesitan ayuda para solucionar un problema muy pequeño o complejo.

Posibilidades. Las alternativas son múltiples y entre ellas se encuentran los métodos de baja o alta complejidad. En el primero se hace programar una relación sexual para el día de la ovulación. También está la inseminación. Entre los complejos está la fertilización In Vitro, con sus variedades. Antes de todo eso, se pide a los pacientes análisis básicos para comenzar a trabajar.

Orientación. La terapeuta Alejandra Covarrubias indica que en otros países las parejas que no pueden concebir siempre pasan por un apoyo psicológico para que en el transcurso del tratamiento puedan saber sobrellevar los éxitos o fracasos. “Es importante preparar a la pareja para esta situación”, apunta.

Problemas. Covarrubias también enfatiza que muchas veces el embarazo no llega por los hábitos de vida de la pareja. Fumar, tomar bebidas alcohólicas o no alimentarse bien influyen en la concepción porque puede desencadenar problemas de fertilidad. Pero también, existen problemas complejos en los que intervienen factores quirúrgicos, cuando ya es algo genético. La ayuda psicológica es importante porque se generan estados de crisis, menciona.

'Hay que hacerse un chequeo'

“Mi consejo es que a todas las personas que quieren ser padres arriba de los 35 años, acudan a un especialista que para hacerse un 'chequeo en reproducción' para que así el médico le indique si tiene que tener hijos ya o todavía puede esperar. A veces ni siquiera los médicos pueden hacer nada cuando ya es demasiado tarde.”

Dra. Brenda Morales
Ginecóloga Obstetra de Embriovi

lunes, 7 de noviembre de 2016

Cuide la piel de su bebé

A PIEL DE LOS BEBÉS ES MÁS DELGADA Y MENOS RESISTENTE QUE LA DE UN ADULTO | SE DEBEN TOMAR EN CUENTA VARIOS FACTORES AL MOMENTO DE ELEGIR UN PRODUCTO PARA BEBÉS.

Los bebés tienen la piel más delicada ya que la red circulatoria no está plenamente formada, por lo que presenta mayor sensibilidad a cambios de temperatura e intolerancia a la radiación solar.

Cuando la piel del bebé entra en contacto con productos químicos, físicos o microbianos, estos son absorbidos fácilmente provocando alteraciones cutáneas. Por todo esto es que se debe brindar ciertos cuidados que son necesarios para preservar la salud y prevenir enfermedades, indica la Dra. Xiomara Trigo, médico dermatóloga.



MANERAS DE CUIDAR LA PIEL

“El baño del recién nacido debe ser diario, rápido y únicamente con agua. Paulatinamente se incorporan jabones específicos que contengan una cantidad mínima de colorantes, perfumes y que estén formulados con pH neutro o ligeramente ácido, pues son menos agresivos y evitan la formación de espuma, manteniendo los aceites naturales de la piel y evitando la sequedad e irritación”, dice.

En niños que tienen la piel seca y además como una forma de prevención, se recomienda utilizar cremas hidratantes adecuadas después del baño y reaplicar varias veces al día, ayudando de esta manera a mantener el manto ácido protector existente en la capa superficial cutánea, que es importante para evitar infecciones y enfermedades dermatológicas.

En los niños la actividad de las glándulas sudoríparas está reducida en comparación con la de los adultos; imposibilitando la regulación normal de las temperaturas elevadas por lo que se sugiere utilizar solamente ropa de algodón, asegura la experta.

En cuanto a los primeros seis meses debe evitarse la exposición directa al sol. La piel del bebé es extremadamente sensible a sufrir quemaduras porque aún no posee la cantidad requerida de pigmento. Posteriormente el uso de ropa apropiada, gorra y protectores solares son indispensables en el cuidado diario del niño para, de esta manera, prevenir diversas patologías, incluyendo el cáncer de piel, dice.

“La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad proporciona los nutrientes adecuados que proveen defensas al organismo y previenen enfermedades cutáneas como la dermatitis. A medida que los niños van creciendo para mantener una piel saludable es imprescindible el consumo de frutas y verduras, ya que son las principales fuentes de vitaminas. La vitamina B (ácido fólico y biotina) ayuda en la regeneración de la piel. La vitamina C es un coadyuvante en la producción de colágeno, además de otras vitaminas como la A y E y el aporte de minerales como el calcio, hierro, zinc”, indica.



QUÉ HACER SI LA PIEL DEL BEBÉ ES MUY SENSIBLE

“Lo más importante es evitar agentes irritantes y potenciadores de alergias. Tales como: lana, colonias, talco, aceites perfumados, jabones inapropiados y espumas. Así como también evitar el abrigo excesivo, baños prolongados, fricción con toallas o esponjas. La higiene deberá realizarse con jabones suaves, que no alteren el pH de la piel y cuero cabelludo. En cuanto a la hidratación se utilizan cremas humectantes especialmente formuladas para piel sensible con la intención de restaurar la piel y evitar complicaciones. Por este motivo, recomiendo los productos Baby Dove, que tienen dos presentaciones: hidratación enriquecida, presentando un cuidado diferenciado para la piel infantil normal a seca e hidratación sensible, con una fórmula especial para bebés con piel delicada. Estos productos se pueden encontrar en cualquier supermercado del país”, explica la dermatóloga.

“Los productos de la línea Dove Baby han sido probados por médicos dermatólogos, pediatras y oftalmólogos de varios países; los mismos que han podido constatar su compatibilidad en pieles sensibles, además de poseer los componentes hipoalergénicos y el pH balanceado; adecuados para la piel de los niños desde el nacimiento hasta los dos años de edad”, dice.

Dove Baby puede utilizarse desde el nacimiento del bebé, en pieles normales, secas o muy sensibles; por la fórmula suave que minimiza los daños en la limpieza y brinda una hidratación segura restaurando los lípidos esenciales y manteniendo el pH cutáneo equilibrado.

“En la elección de un producto para niños, tanto padres como médicos, deben tomar en cuenta la procedencia y la fiabilidad de la empresa. Se debe controlar que la composición y la fórmula sean adecuadas; las mismas que deben ser suaves, no irritantes, con propiedades hipoalergénicas y calidad garantizada, para brindar a los padres seguridad y confianza en el cuidado diario de sus hijos”, concluye la experta.

Embarazo y aparato digestivo



Los problemas gastroenterológicos suponen una consulta frecuente en la mujer embarazada: están presentes hasta en el 20 por ciento de las gestaciones.

Los principios médicos y la práctica clínica, universalmente aceptada para la población general, deben ser reevaluados y en algunos casos modificados en la mujer embarazada. Específicamente los test invasivos, los fármacos y las intervenciones quirúrgicas han de ser meticulosamente considerados en el embarazo, con la finalidad de mantener la seguridad materna y fetal.

Como ejemplo basta citar la pirosis, un síntoma muy prevalente en la población general, para el cual una endoscopia alta y el tratamiento con inhibidores de la bomba de protones constituyen una secuencia habitual. Sin embargo, estos fármacos se relegan a segunda o tercera línea de tratamiento durante el primer trimestre del embarazo y la endoscopia digestiva no es un procedimiento rutinario durante el embarazo.

El embarazo, aunque es un proceso fisiológico, va a desencadenar una serie de cambios en distintos órganos y sistemas del cuerpo de la mujer que pueden dar lugar a la existencia de enfermedades o al empeoramiento de una ya conocida.

En el tubo digestivo las manifestaciones más frecuentes incluyen la existencia de náuseas, vómitos, reflujo gastroesofágico, estreñimiento y el desarrollo de hemorroides. Además, se puede producir un empeoramiento en aquellos males que la paciente padece previamente al embarazo, como la existencia de una enfermedad de Crohn o una Colitis Ulcerosa.

Por último, también parece ejercer un efecto protector sobre ciertas enfermedades, como la ulcerosa péptica. Del 30 al 50% de las pacientes embarazadas pueden presentar pirosis y esta puede tener lugar en cualquier momento de la gestación, resolviéndose tras el parto. En su patogénesis se implican tantos factores hormonales (progesterona y estrógenos) como mecánicos, que condicionan una disminución de la presión basal del esfínter esofágico inferior y una respuesta inadecuada a estímulos farmacológicos.

Las manifestaciones clínicas no difieren del resto de la población, siendo la pirosis y la regurgitación los síntomas más frecuentes y generalmente no se acompaña de lesiones endoscópicas de esofagitis. Su diagnóstico es fundamentalmente clínico, ya que se reservan las exploraciones complementarias (sobre todo la endoscopia digestiva alta) para aquellos casos que evolucionan mal o presentan sintomatología no típica de reflujo.

El tratamiento incluye medidas higiénico-dietéticas y farmacológicas. Entre las primeras se aconseja evitar la ingesta de alimentos que contengan grasas, alcohol, chocolate y café. Además, se elevará la cabecera de la cama; la ingesta debe ser de poca cantidad y varias veces al día, esperando tres horas antes de acostarse tras la última ingesta alimenticia (…)

Fuente: Internet

Embarazadas se cuidan de los mosquitos



María Julia Molina está con 11 semanas de embarazo. Su hija de ocho años le hizo dar cuenta de que estaba en una etapa peligrosa para contraer zika, porque en Santa Cruz recientemente se han presentado tres casos de microcefalia atribuidos a esta enfermedad.

Ella vive en una zona céntrica, por la avenida Uruguay, en el primer anillo, pero asegura que también hay mosquitos, por lo que ha comprado repelente.

Griselda Gonzales vive por el octavo anillo de la zona norte. Está a punto de tener a su segundo bebé, pero está tranquila porque no ha presentado ningún malestar ni ha tenido salpullidos en la piel. Ella se coloca repelente a partir de las 16:00, pero también sus puertas y ventanas tienen malla milimétricas y cortinas, para evitar que ingresen los mosquitos. A esto se suma que hacen fumigación constante.

Gabriela Iraipi, del barrio Guaracal, asegura que ponen baygón, pero también usa mosquitero para dormir. Está en sus 33 semanas de embarazo. Lo mismo Santusa Tardío, que vive por el Plan Tres Mil y tiene 30 semanas de embarazo.
Todavía hay algunas que no conocen mucho sobre el zika ni las consecuencias que puede traer, pero dicen que asisten a controles prenatales.

Centros de referencias

Las autoridades del Servicio Departamental de Salud hicieron conocer que el hospital de la mujer Percy Boland es el centro de referencia para el control de las embarazadas que den positivo a zika.

El jefe de Epidemiología, Roberto Tórrez, indicó que se hará seguimiento a todos los bebés de madres que han tenido zika. Esto se hará en el hospital de niños Mario Ortiz y en el hospital Japonés. También se anunció que se distribuirá una guía de atención a las embarazadas con zika en los centros hospitalarios

viernes, 28 de octubre de 2016

Amor “Partos y bebés sin dolor”

"Partos y bebés sin dolor" es el nuevo concepto que motiva las sesiones de yoga, charlas y estimulación prenatal para mamás embarazadas en la Caja Nacional de Salud (CNS) de Cochabamba.

El miedo al dolor en el parto ha sido identificado como una de las principales causas por las que madres primerizas piden ser sometidas a una cesárea antes de optar por un parto natural, desconociendo y renunciando a todos los beneficios para el bebé y para ella.

Un equipo interdisciplinario de profesionales ha puesto a disposición sus conocimientos para romper los mitos sobre el dolor en el parto y así dejar a las primigestas listas, física y psicológicamente, para el gran día.

Si bien el dolor no desaparece al 100 por ciento , el hecho de que una madre llegue bien informada y preparada a la sala de parto hará que este momento sea menos traumático y lo disfrute como debe ser, según aseveró la responsable de monitoreo del Curso Psicoprofilaxis para Trabajo de Parto, Sonia Fernández.

"Con toda esta preparación la sensación del dolor baja hasta un 50 por ciento ", asevera el ginecólogo obstetra, Freddy Maita.

El alumbramiento sin un trabajo previo es muy arriesgado por eso es imprescindible que tanto madres como padres, estén preparados.

"El miedo al dolor, a que puedan salir lastimadas o que el bebé nazca con alguna lesión, son mitos que anulan la probabilidad de que la mamá pierda los beneficios de un alumbramiento natural", afirma la fisioterapeuta, Cinthia Guzmán.

Para ello se creó el curso de Psicoprofilaxis en el que trabajan dos gineco obstetras, dos fisioterapeutas kinesiólogas, dos psicólogas, una enfermera y una trabajadora social. En cada sesión, ellos promueven el funcionamiento afectivo, cognitivo, interaccional y comportamental de la madre, además de la estimulación prenatal del bebé.

BENEFICIOS

En Bolivia la madre puede decidir qué tipo de alumbramiento tener, pero ¿por qué optar a un parto natural que, según muchas madres, es lo más doloroso que han sentido en sus vidas?

Inicialmente, cabe destacar que en un parto normal, el bebé decide cuándo nacer, ya que él más que nadie sabe cuándo está listo. Es en este momento que se producen hormonas que ponen en marcha todo el proceso y se induce el parto.

En un alumbramiento natural, el bebé genera hormonas, como la adrenalina, que lo mantendrán en estado de alerta durante sus primeras horas de vida y le aportará energía y calor para iniciar la lactancia. En este momento, el recién nacido está "programado" para buscar activamente el pecho y cogerse de él con un comportamiento innato de la especie

humana.

En ese momento, también se produce la colonización por parte de las bacterias "buenas", presentes en la piel de la mamá, que son útiles para potenciar las defensas inmunitarias del bebé. ​

La presión ayuda a que el recién nacido arroje todo el líquido de los pulmones y reciba mayor oxigenación.

La madre tiene una recuperación casi inmediata, que a diferencia de la cesárea, puede salir el mismo día del hospital cargando a su hijo en brazos, sin depender de la ayuda de terceros.

También se evitan los riesgos de hemorragia, el acretismo (una inserción anormal de la placenta) y otras complicaciones propias de una cirugía.

El riesgo de que la mamá desarrolle infecciones urinarias o daño a los riñones es menor.

La presión arterial de la mamá se mantiene más estable. Además no hay un límite al número de partos naturales que pueda tener, como sucede con las cesáreas, en las que solo se puede prever hasta tres cirugías de modo seguro.

El bebé tiene una mejor oxigenación cerebral que durante una cesárea. Al pasar por el canal de parto, estimula sus sentidos y nace más alerta y vivaz.

El cuerpo de la mamá libera oxitocina, que favorece a la producción de leche y el vínculo afectivo entre ella y su pequeño.

SERVICIO

El curso de psicoprofilaxis para trabajo de parto se desarrolla todos los jueves, durante una hora y media a partir de las 14:00 horas en ambientes del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación (Fisioterapia) del Hospital Obrero Nº 2.

En este taller se desarrollan ejercicios para ayudar al trabajo de parto, se capacita en el tema de lactancia y nutrición del bebé, además de sesiones de estimulación prenatal.

El equipo de profesionales es el encargado de realizar los ejercicios que ayudarán en el alumbramiento, que básicamente consisten en cuatro tipos de respiración de acuerdo a cada fase del trabajo de parto: la respiración abdominal, la toráxica o superficial, el jadeo y el pujo, según explica la fisioterapeuta del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación de la CNS, Ángela Serrano.

Además se indican las mejores posturas para dormir, para levantarse y recostarse en la cama, todo para que la madre tenga un buen descanso.

Se realizan también sesiones para el fortalecimiento del suelo pélvico, mediante ejercicios de Kegel, que harán fuertes estos músculos para el momento del nacimiento.

Otros ejercicios son los que ayudan a prevenir la tensión del cuello.

También están los que ayudan a prevenir los edemas en los pies y otras patologías propias del embarazo como las lumbalgias y cervicalgias.

AFECTO

Un área impregnada de amor, es el de Estimulación Prenatal, donde se establece y fortalece el vínculo de los padres con el bebé. Con juguetes, luces, instrumentos musicales, canciones y caricias, se crea el ambiente necesario para que padres y bebés vivan sus primeras experiencias juntos.

"Tenemos un teléfono del bebé, a través del cual el papá le dice a su hijo cosas como ‘todos en la familia te estamos esperando’, ‘cuando nazcas vamos a hacer, esto y esto’, en realidad todo lo que a ellos le salga del corazón", explica la psicóloga y especialista en estimulación prenatal, Verónica Patzi.

Este trabajo influye en la prueba de fuego que se realiza durante los primeros cinco minutos de vida del bebé. Se llama test de Apgar, en el que miden varios valores que determinan la vitalidad de recién nacido.

La presencia de la especialista es posible gracias al programa de responsabilidad social de la empresa Huggies.

Parte de este afecto y entrega de amor es también el periodo de lactancia. Para ello una enfermera (Alicia Challapa) brinda a las primigestas toda la información necesaria, desde la manera de cómo sostener al bebé, hasta los buenos hábitos de alimentación para una mejor leche.

APOYO

Cuando el gran día ha llegado, las madres se encuentran frente a la prueba final, donde la serenidad y tranquilidad debe primar. "La mayoría ha conseguido tener partos exitosos", asegura la trabajadora social y responsable del monitoreo del grupo, Sonia Fernández. Quienes no pudieron cumplir con su cometido, fueron aquellas personas que por fuerza mayor tuvieron que someterse a cesáreas.

Pero el trabajo no termina ahí. La titánica tarea de cuidar al bebé sano y fuerte, aún empieza y para ello, las mamás que fueron parte del curso mantienen la comunicación a través del grupo de WhatsApp denominado Profilaxis CNS, que se ha constituido en una herramienta de intercambio de experiencias y consejos.

Dudas sobre cosas que le pasan al bebé, o cómo iniciar la afiliación del recién nacido, son rápidamente resueltasß por quienes ya pasaron por esta etapa.

Además, de manera voluntaria, los profesionales de la CNS brindan su tiempo libre para responder las consultas que surjan. A iniciativa de este grupo se consideró la ampliación de los cursos para los denominados "bebés sin dolor". "Para ellos tenemos actividades de estimulación. En Fisioterapia se les realiza el masaje shantala, que relaja, normaliza el sueño y ayuda en el desarrollo físico y psíquico del bebé", cita la la fisioterepeuta kinesióloga, Ángela Serrano.

Las expectativas son muchas, pero el crecimiento de este grupo debe limitarse al espacio disponible actualmente. “Esperamos que con el tiempo podamos seguir creciendo sin limitaciones”, dijo Fernández.


Cuide los dientes de su bebé

Desde que salen los primeros dientes del bebé lo ideal es cuidarlos, ya que los buenos hábitos de higiene bucal comienzan junto con la vida del niño. Incluso antes de que salga su primer diente, ciertos factores afectan la apariencia y la salud que sus dientes tendrán en el futuro.

Lo ideal es evitar la aparición de caries de biberón, asegurar que su hijo reciba la cantidad adecuada de flúor, así como la limpieza de los dientes con una gasa húmeda después de sus alimentos, siguiendo las instrucciones de su dentista. Nunca permita que el niño se quede dormido con el biberón o sin limpiar sus dientes.

El flúor para los bebés. El flúor en cantidades apropiadas proporciona beneficios incluso antes de que aparezcan los dientes de su niño, ya que fortalece el esmalte dental de los dientes en formación. Los dientes le ayudan al bebé a masticar alimentos y a formar palabras y sonidos cuando hable.

Evitar las caries. Los niños también pueden tener caries. Existe una afección llamada caries del biberón que afecta a los dientes de leche desde los 6 meses hasta los 5 años de edad. Esta afección está causada por un contacto prolongado de líquidos azucarados con los primeros dientes de los niños.
Los primeros dientes del bebé también deben limpiarse. En cuanto empiecen a salir, se deberá usar gasas húmedas para masajear e ir retirando los restos de comida. Además, cuando salgan los primeros molares los niños ya estarán listos para que comenzar a cepillar sus dientecitos.

Un buen consejo. La odontóloga Cinthia Suárez afirma que para un buen cuidado de los dientes del bebé, se debe evitar la leche con azúcar para que no les aparezca la carie de biberón, también se debe limpiar con gasas con agua de manzanilla y evitar el chupete. " Al salirle los primeros dientes se lo debe llevar al dentista una o dos veces al año y para la aplicación de fluor se lo debe hacer a partir de los cuatro años", finalizó la experta.