miércoles, 11 de octubre de 2017

Plataforma por la Vida y la Familia inicia campaña "Las dos vidas valen"

Tras la aprobación del Artículo Nº 153 del proyecto de ley del Código del Sistema Penal, que establece ocho causales del aborto, por parte de la Cámara de Diputados, la Plataforma por la Vida y la Familia desde hoy inicia la campaña "Las dos vidas valen" con el fin de sensibilizar a la población respecto a la importancia de la vida de la mujer embarazada y del niño que se gesta en su vientre.

"Hacemos el lanzamiento de una campaña mediática en todos, esta campaña se llama Las dos vidas valen, a través de la cual nosotros como Plataforma por la Vida y la Familia queremos revalorizar y realzar el valor que tiene la mujer, pero también queremos resaltar la vida del bebé que crece en su vientre", indicó la delegada de Oruro para la Plataforma por la Vida y la Familia, Paola Vidal.

La iniciativa surge a nivel nacional, tras el accionar de la Cámara de Diputados, el pasado 28 de septiembre, cuando aprobaron las causales que permiten el aborto; y tras declaraciones de las organizaciones que lo respaldan, según Vidal, todos hablan de la vida de la mujer sin embargo no mencionan la vida del bebé.

"A través de esta campaña, nosotros queremos resaltar el Día de la Mujer Boliviana, nosotros no estamos en contra de la mujer, para nada, la mujer tiene su valor especial pero también tiene valor el bebé que está en el vientre, se habla que (anualmente) 500 mujeres mueren por abortos clandestinos, pero nadie dice que también mueren 500 niños en gestación", aseveró.

Ahora la Plataforma centra sus esperanzas en que la Cámara de Senadores no apruebe el Artículo Nº 153 del proyecto de ley del Código del Sistema Penal, pues con ello se concretaría una "matanza masiva".



CONFERENCIAS

Dentro de las actividades que conlleva esta campaña, se tiene previsto tres conferencias magistrales denominadas "Enfoque de género, ¿Liberación o imposición?, con presencia de Agustín Laje y Nicolás Márquez, ambos escritores argentinos, en el Auditorio de la Facultad de Economía de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), el día viernes, uno en la mañana y otro en la tarde, dirigido a estudiantes de unidades educativas, y el tercero en la noche que será abierto para universitarios.

sábado, 7 de octubre de 2017

¿Por qué desaconsejan el uso de las toallitas húmedas?


Normalmente cualquier persona que esté al cuidado de un niño procura tener consigo un paquete de toallitas húmedas. Éstas son muy útiles a la hora de limpiar los objetos que están en contacto con los pequeños o bien sirven para lavarles las manos, la boca y las partes íntimas cuando se está fuera de casa. Pero, ¿hacer esto es seguro?

En ocasiones compramos toallitas húmedas de baja calidad por estar bien de precio o en oferta sin prestar demasiada atención a la calidad con la que están confeccionadas. Esto puede acarrear serios problemas para los niños creándoles costras, úlceras, enrojecimientos e irritaciones.

Por este motivo los dermatólogos desaconsejan completamente el uso de las toallitas húmedas sobre los niños: las sustancias químicas presentes son innumerables y pueden desencadenar reacciones alérgicas.

Entre todos los componentes químicos que pueden producir irritación, hay uno en particular, contra el que los dermatólogos se decantan: la metilisotiazolinona. Es un potente antimicrobiano utilizado en muchos productos para el cuidado personal como conservante. No sólo los niños han reportado alergias contra esta sustancia, sino también los adultos: por la sequedad anormal de la piel, puede causar heridas y cortes que pueden infectarse.

Lo que es importante saber es que las toallitas húmedas no son un elemento indispensable en la bolsa de aseo: su acción desinfectante no es tan eficaz como creemos y las contraindicaciones son muy superiores a los aspectos positivos de su uso.

No obstante se pueden encontrar en el mercado toallitas libres de agentes químicos, pero el consejo principal es lavarles con agua y jabón, tal como se ha hecho toda la vida y secarles con una pequeña toalla. Esto nos evitará más de un problema de salud.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Embarazada, derechos y deberes en el trabajo



El embarazo es, quizá, una de las etapas más memorables y lindas en la vida de una mujer que opta por la maternidad. Pero, en muchas ocasiones se constituye en una enorme preocupación al momento de informarlo en el trabajo. No te angusties ni tengas miedo, pues existen normas que protegen tu estabilidad laboral en el periodo de gestación e incluso tras el alumbramiento. De hecho, el padre tampoco puede ser despedido hasta que el niño cumpla un año.

La abogada Genoveva Mérida, experta en materia laboral, explica que “la primera base de protección a una trabajadora encinta es la Constitución Política del Estado (CPE), ya que en su artículo 48 expresa que no podrán ser discriminadas o despedidas por su estado civil o embarazo”.

Añade que la Ley 975, promulgada en marzo de 1988, establece que una mujer en estado de gravidez goza de inamovilidad de su puesto laboral hasta un año después del nacimiento de su hijo.

Otro beneficio es una prestación de carácter económico hasta que el niño cumpla un año, apunta Nancy Tufiño, abogada especialista en materia laboral. “Tienen derecho a un subsidio prenatal a partir del primer día del quinto mes de gestación hasta la llegada del neonato. Con la llegada del bebé recibirá un subsidio de natalidad, equivalente a un salario mínimo nacional a cargo del empleador y que debe ser cancelado en efectivo. Finalmente debe recibir un tercer subsidio, el de lactancia, que al igual que el primero consiste en una dotación de productos lácteos y cereales a ser entregados cada mes”.

Además, durante el primer año de vida del bebé la madre goza de un periodo de lactancia por el que puede llegar a su fuente laboral una hora después o irse una hora antes de lo establecido; la idea es que amamante al niño el mayor tiempo posible.

Parte de los deberes del empleador es asegurarse de que las beneficiarias reciban los subsidios prenatal, natal y de lactancia. “En caso de incumplimiento, la sanción a la entidad o empresa es de carácter económico, dependiendo de la gravedad en la falta”, advierte Mérida.

¿Qué pasa si el trabajo implica riesgo para la empleada o su salud? Las especialistas recuerdan que el artículo 2 de la Ley 975 establece que una gestante que se desempeñe en un puesto de trabajo que implique esfuerzos o afecte su salud “merecerá un tratamiento especial que le permita desarrollar sus actividades en condiciones adecuadas sin afectar su nivel salarial” ni su cargo.

Pero no olvides que también tienes deberes. “Al igual que todo trabajador dependiente de una empresa u organización, una embarazada debe cumplir el reglamento interno de su institución. El embarazo no es una enfermedad que imposibilite hacer bien la labor asignada”, indica Tufiño.

También es tu obligación ir a los controles médicos en el seguro social al que estés afiliada, para cuidar tu salud y la de tu hijo.

Si tus derechos fueron vulnerados, puedes acudir a las oficinas de la Inspectoría del Trabajo en el Ministerio de Trabajo para asesorarte.

Otros beneficios

Según el artículo 61 de la Ley General del Trabajo, tienes derecho a un descanso de 45 días antes y 45 días después del alumbramiento.

Un decreto establece que, una vez nacido el bebé, puedes llevarlo a tu fuente laboral hasta que cumpla los seis meses de edad.

La finalidad de este beneficio es que no dejes de amamantarlo; para ello, la empresa debe contar con un espacio adecuado.Los productos de los subsidios prenatal y de lactancia equivalen a un salario mínimo nacional (Bs 2.000).

Debes presentar a tu empleador los certificados médicos correspondientes para tener pleno goce de tus derechos.

Debes cumplir con los reglamentos establecidos en tu institución.

Si en tu fuente laboral hay más de 50 personas, debe haber una sala cuna.

Fuentes: Genoveva Mérida y Nancy Tufiño (Abogadas especialistas en derecho laboral).

viernes, 8 de septiembre de 2017

Usar el móvil en el embarazo no daña el desarrollo del feto


Utilizar el teléfono móvil durante el embarazo no provoca efectos adversos sobre el desarrollo neurológico del feto, según un estudio del Instituto de Salud Pública de Noruega publicado este viernes en la revista "BMC Public Health".


Los investigadores basan sus conclusiones en el análisis de una base de datos de población denominada "MoBa", que recopila información sanitaria sobre 45.389 madres y sus hijos.
El trabajo de Eleni Papadopoulou y su grupo del organismo noruego sugiere que la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia asociados al uso de teléfonos móviles durante el embarazo no perjudica al futuro desarrollo cognitivo del niño.


Papadopoulou sostuvo en un comunicado que la preocupación por los posibles efectos de esos campos en el feto proviene de "estudios experimentales en animales con resultados poco concluyentes".
"Nuestros hallazgos no apoyan la hipótesis de que se produzcan efectos adversos en las capacidades lingüísticas, de comunicación y motoras a causa del uso del teléfono móvil durante el embarazo", esgrimió la investigadora.


La base de datos que ha servido como referencia a los científicos incluye información sobre los hábitos de las madres, así como informes médicos de los niños, cuyo desarrollo neurológico se evaluó a los tres y cinco años de edad.


Jan Alexander, que forma parte del grupo de científicos noruegos, subrayó por su parte que su análisis apunta a que el uso del teléfono durante el embarazo "puede de hecho tener un impacto positivo" sobre el niño.


"Haber utilizado el móvil está asociado con un riesgo menor de que el niño tenga un desarrollo motor y lingüístico pobre a los tres años de edad", señaló Alexander. El investigador alerta de que las causas de ese "efecto protector" radican probablemente en factores sociales y demográficos que "no están medidos en el estudio".


El análisis estadístico indica que los hijos de madres que utilizaron el teléfono móvil durante el embarazo afrontan un riesgo un 31% menor de sufrir un retraso lingüístico moderado a los tres años respecto a los hijos de madres que no usaron el móvil.


"Los efectos beneficiosos que reflejamos deben ser interpretados con cautela, debido a las limitaciones propias de un estudio observacional", señala Alexander, que recalca sin embargo que "el trabajo pone sobre la mesa pruebas de que el uso de teléfonos móviles durante el embarazo no esta asociado a riesgos neurológicos en el feto".

martes, 29 de agosto de 2017

¿Qué causa la “barriga de mamá”?



Tras la gestación y el parto los músculos abdominales se pueden quedar estirados, debilitados y separados. Esa barriga protuberante tan característica de muchas mujeres que fueron madres -persistente incluso cuando no hay sobrepeso-, es en realidad una condición médica que tiene nombre: diástasis de rectos abdominales.

Ese enrevesado nombre hace referencia a la separación de los músculos superficiales del abdomen y la buena noticia es que hay ejercicios específicos que pueden ayudar a reducirla.

Pero no se trata de los tradicionales abdominales, sino de unos movimientos que tienen que ver con la respiración destinados a fortalecer los músculos más profundos del abdomen.

¿Qué causa la “barriga de mamá”?

El músculo recto del abdomen o recto abdominal es un músculo par, largo y aplanado, que va desde las costillas hasta el hueso del pubis. Es vertical y actúa como una especie de corsé para nuestro cuerpo, dándole apoyo y protección a nuestra espalda.

A veces el hueco abdominal se cierra naturalmente tras el embarazo y a veces se queda abierto.

Durante el embarazo esos dos músculos paralelos se suelen separar en el medio para permitir el crecimiento del feto en el útero. Las hormonas y el trabajo de parto también pueden contribuir a esa separación.

Tras la gestación esos músculos pueden volver a su posición original pero con frecuencia no lo hacen: se quedan estirados, debilitados y separados por un hueco de hasta 5cm.

Esa separación vertical le da muy poca contención al estómago y demás órganos, por eso la barriga de muchas mamás tiende a sobresalir de una manera peculiar, distinta a la grasa habitual que se concentra en la zona de la cintura.

Según el servicio de salud pública británico, NHS por sus siglas en inglés, los músculos abdominales suelen regresar a su posición habitual de manera natural hacia las ocho semanas tras el parto.

Sin embargo, un estudio noruego de 2016 estima que aproximadamente un tercio de las mamás presentan diástasis de rectos abdominales un año después de dar a luz.

Más que un problema estético

El hueco resultante sumado al debilitamiento de los músculos aumenta el riesgo de sufrir dolores de espalda en la región lumbar y de adquirir malas posturas.

Normalmente los músculos del recto abdominal, verticales y largos, están pegados.

También crece el riesgo de que se produzca una hernia abdominal.

Por eso es importante tomar control de esa separación y tratar de reducir una protuberancia excesiva del abdomen.

Cómo saber si tus músculos abdominales están separados

Los músculos recto abdominales deberían estar uno al lado del otro, a cada costado del ombligo. Normalmente no hay mucho hueco entre ellos.

Un hueco de uno a dos dedos después de haber tenido un bebé se considera normal.

El NHS sugiere una manera sencilla para comprobar si tienes diástasis de rectos abdominales.

1. Acuéstate boca arriba con las piernas dobladas y los pies planos sobre el suelo

2. Levanta ligeramente los hombros y la cabeza y mira hacia la barriga.

3. Usando la punta de los dedos siente el borde de los músculos abdominales, por encima y por debajo del ombligo. Fíjate en cuántos dedos caben en el hueco entre los músculos.

El tamaño de esa separación varía de una mujer a otra. Si decides hacer ejercicios para reducir ese hueco, puedes hacer regularmente esta prueba para medir tu progreso. Un hueco de uno a dos dedos después de haber tenido un bebé se considera normal.

¿Qué puedes hacer para reducir ese hueco abdominal?

Ejercitar los músculos abdominales más profundos, como el transversus abdominus, puede ayudar a cerrar desde adentro la separación de los rectos abdominales, los más superficiales.

Como resultado muchas mujeres notan también una reducción de su perímetro de cintura.

Hay varias técnicas y programas de ejercicios para realinear los músculos abdominales que idealmente deberías consultar con un fisioterapeuta.

Hay varias técnicas y programas de ejercicios para realinear estos músculos que idealmente deberías consultar con un fisioterapeuta.

No obstante, este es el ejercicio más básico que el Servicio de Fisioterapia del NHS de Gales recomienda para sus pacientes para ayudar a reducir la diástasis:

Acuéstate boca arriba con las piernas dobladas, los pies planos sobre el suelo y la espalda en una posición relajada y neutral, ni muy plana ni muy arqueada.

Siente con las manos los huesos de la pelvis y mueve los dedos unos 2cm hacia el centro y otros 2cm hacia abajo, hacia los pies.

A medida que exhalas, atrae el ombligo hacia la columna. Deberías notar cómo el músculo bajo los dedos se tensa. Asegúrate de que no has movido la columna.

Mantén la barriga contraída en esa posición entre 3 y 5 segundos mientras respiras de manera normal y después relájate. Progresa hacia mantener la contracción durante 10 segundos antes de exhalar.

Repite este ejercicio 10 veces, al menos una vez al día.

Un hueco entre los músculos abdominales de uno a dos dedos después de haber tenido un bebé se considera normal.

Algunos entrenadores personales utilizan ejercicios llamados hipopresivos para ejercitar los músculos abdominales profundos.

Una de ellas es Leah Keller, una entrenadora personal de Nueva York que desarrolló su propio método con el que asegura que se pueden “medir” cambios en cuestión de tres semanas al realizar los ejercicios diariamente.

La periodista de NPR Talia Herman asistió a sus clases y contó en un programa para la radio nacional estadounidense que en menos de un mes la separación de sus músculos abdominales se redujo de 3 a 2 cm.


jueves, 24 de agosto de 2017

Consejos para un postparto placentero

Tras dar a luz, muchas mujeres no se cuidan adecuadamente. A veces, por falta de información o por seguir consejos inadecuados, llegan incluso a realizar actividades y ejercicios que dañan su salud. Un especialista nos explica cuáles son los errores más comunes y cómo evitarlos.

Después del parto se producen cambios fisiológicos en el cuerpo de la mujer. Pero, en este periodo, la mayoría de las madres se centran absolutamente en el bebé y sus propias necesidades quedan en un segundo plano.

Además, cuando encuentran tiempo para dedicarlo a sí mismas, algunas lo invierten en realizar actividades que, lejos de ayudar a su recuperación, pueden resultar perjudiciales para su salud.

Actividad física

En lo relativo a la actividad tras haber dado a luz, los expertos del Hospital del Tajo, situado en Aranjuez (centro de España), subrayan que, una vez de vuelta en casa, el ejercicio más adecuado es caminar, ya que ayuda a recuperar el tono muscular y favorece la circulación.

Del mismo modo, aconsejan a la madre que se cuide y adopte posturas cómodas durante la lactancia y los cambios de pañal del bebé.

También recomiendan consultar con la matrona los ejercicios que se pueden realizar. “Muchos de ellos son con el bebé, lo que permite disfrutar de un momento de diversión”, afirman.

Por otro lado, recalcan que un recién nacido necesita a su madre, por lo que ella tiene que descansar. Así, afirman que es recomendable un reposo mínimo de ocho horas diarias las primeras semanas tras el alumbramiento, y aconsejan delegar algunas tareas cotidianas en la pareja o en otras personas de confianza y tratar de adaptarse a los periodos de descanso del bebé.

Los especialistas de la Clínica Vicetto de la capital de España señalan los cinco errores que con más frecuencia cometen las mujeres tras haber dado a luz.

1. EL SUELO PÉLVICO

Explican que el suelo pélvico constituye el “nido” en el que ha crecido el bebé durante el embarazo y consideran fundamental contar con la valoración de un fisioterapeuta especializado para comprobar el estado de la musculatura, las tensiones internas y las posibles cicatrices fruto del parto. “Tanto si ha habido cesárea como parto natural, la revisión es necesaria”, manifiestan.

Además, señalan que, pasada la cuarentena, el fisioterapeuta o la matrona deben examinar a la reciente mamá y, dependiendo de cómo encuentren la función y coordinación de las estructuras del suelo pélvico, le enseñarán a realizar correctamente los ejercicios de Kegel, valorarán las cicatrices y recomendarán posturas y ejercicios adecuados a cada caso particular. “Los ejercicios de Kegel están diseñados para fortalecer los músculos del suelo de la pelvis. Estos son los músculos que sostienen la vejiga y ayudan a evitar escapes de orina”, apuntan los profesionales del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de Estados Unidos.

2. ABDOMINALES, ¡NO!

Otro error habitual es hacer ejercicios abdominales. En este caso, los especialistas de la Clínica Vicetto destacan que está totalmente desaconsejado después de dar a luz, ya que el abdomen está inestable durante los primeros seis meses, debido a una diástasis (separación de los músculos abdominales en la línea central del abdomen), fruto del crecimiento del útero durante el embarazo.

“Todos los ejercicios de flexión del tronco aumentan la presión en el abdomen y, por tanto, también se incrementan las probabilidades de tener algún tipo de incontinencia y prolapso (caída de las vísceras)”, señala Rafael Vicetto, fisioterapeuta especializado en abdomen y creador del método “Stopdiástasis”.

“Lo recomendable es esperar para que el tejido se vaya adaptando lentamente, de acuerdo a los tiempos de recuperación del cuerpo, y potenciar el abdomen sin aumentar la presión por dentro. De esta manera, existen opciones, como realizar ejercicios hipopresivos, guiados por un especialista, y aprender a contraer el músculo transverso del abdomen, lo que ayudará a la recuperación”, añade Vicetto.

3. ¿CORRER DEMASIADO PRONTO?

Este es otro fallo que, a menudo, cometen las mujeres al poco tiempo de dar a luz. De este modo, desde la Clínica Vicetto afirman que “la vuelta al ejercicio de impacto pocos días después del parto es contraproducente”.

Así, detallan que durante el embarazo se produce un aumento de peso que afecta a la musculatura del suelo pélvico. A la vez, el estado hormonal proporciona un exceso de relajación del tejido que puede ocasionar problemas en el suelo pélvico, tanto a corto como a largo plazo. “Por ambas razones, este tipo de ejercicio no es adecuado en las semanas siguientes al alumbramiento”, indican.

“Comenzar con deportes muy fuertes sin esperar el tiempo suficiente supone un esfuerzo muy grande a nivel de la musculatura del abdomen y periné, lo que puede ocasionar pérdidas de orina y otros problemas asociados”, asegura Vicetto.

4. TRATARSE LAS CICATRICES

Un error frecuente de la mujer que acaba de dar a luz es no tratarse las cicatrices producidas por la episiotomía o por la cesárea. Explican que “las cicatrices son un tejido diferente a la piel normal y, aunque se ven en la superficie, generalmente alcanzan planos profundos”.

Así, indican que “la cicatriz de la episiotomía puede generar dolor al retomar las relaciones sexuales, mientras que la causada por la cesárea desestabiliza el abdomen, puede crear un pliegue con el aspecto de un falso “michelín” y, a largo plazo, ocasionar problemas relacionados con la vejiga”.

El consejo que aportan es recibir tratamiento por parte de un profesional, que proporcione información sobre los cuidados necesarios para que estas cicatrices queden totalmente integradas en el cuerpo y no ocasionen problemas en el futuro.

“Aplicarse aceite de rosa mosqueta puro y hacerse masajes en la zona son algunas de las claves”, apuntan.

5. ¡LAS BOLAS CHINAS!

Los especialistas de la Cínica Vicetto indican que utilizar bolas chinas puede causar problemas en la salud de la mujer que acaba de dar a luz.

“Desgraciadamente, el exceso de información o los consejos dados por personas no profesionales ocasionan problemas en la recuperación del embarazo para muchas mujeres”, detalla Vicetto.

“Si el suelo pélvico no está ‘entrenado’, no podrá aguantar el peso de las bolas chinas y tendrá que hacer un excesivo esfuerzo para mantenerlas en su sitio. Esto puede generar problemas importantes en la mujer y aportar dolor en el periné”, advierte el especialista.

Según explica, “es fundamental aprender a contraer correctamente la musculatura perineal y, poco a poco, introducir resistencia. Pero es contraproducente comenzar con peso sin una valoración previa”, asegura.

martes, 8 de agosto de 2017

En la mira médico que engendró bebé con ADN de 3 padres en Estados Unidos


Un médico cuya clínica de fertilidad de Nueva York ofrece un tratamiento para engendrar bebés con ADN de tres personas y evitar ciertas enfermedades genéticas está en el punto de mira del Gobierno estadounidense.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) advirtió en una carta al doctor John Zhang que debe dejar de promocionar este tratamiento, que crea embriones modificados genéticamente, porque la técnica que utiliza no está regulada en el país, según recoge CNN.

Zhang y su equipo de la clínica de fertilidad New Hope fueron noticia el año pasado por lograr que naciera el primer bebé del mundo con ADN de tres padres, fruto de un controvertido método de reproducción asistida que permite a progenitores con mutaciones genéticas raras concebir hijos sanos.

En el caso de ese bebé, el método utilizó el ADN del padre, de la madre y de una donante para evitar que la madre transmitiera al bebé los genes del llamado síndrome de Leigh, un desorden mortal que afecta al sistema nervioso en desarrollo.

Debido a que las autoridades estadounidenses no han aprobado legalmente este método, el equipo médico de Zhang viajó a México para realizarlo, ya que allí no está sujeto a regulación, y tras el nacimiento del bebé sano, los especialistas divulgaron sus hallazgos.

La FDA explicó a Zhang que el tratamiento, que utiliza tecnología de sustitución mitocondrial, está prohibido por el Congreso porque crea un embrión modificado genéticamente y enfatizó que la clínica lo promociona como una manera de librarse de enfermedades mortales.

En este sentido, recriminó al médico que, a pesar de haberse comprometido a no utilizar la técnica en EEUU hasta que la FDA no apruebe su investigación o sus pruebas clínicas, continúa "comercializando" el método para tratar la infertilidad.

En la carta, las autoridades se remiten a un artículo divulgado por el equipo de la clínica en el que explican que el embrión se había creado en el país pero se había implantado fuera de sus fronteras.
Por este motivo, emplazó al especialista a comunicar qué pasos tomará para "abordar la violación" de las normas y "evitar su repetición"; aunque no indicó si, de no hacerlo, se enfrentará a alguna sanción.